Blog de la facultad de Derecho

29 de septiembre de 2015

Nuevas medidas expedidas por los Estados Unidos para aliviar las sanciones impuestas a Cuba

El pasado 21 de Septiembre de 2015 el Gobierno estadounidense expidió una serie de regulaciones encaminadas a suavizar de alguna manera las sanciones sobre Cuba y a materializar el discurso del presidente Obama donde éste anunció su decisión de incrementar los viajes, el comercio y el flujo de información entre ambos países.

Por: Prof. Adriana Lucía López Álvarez

El anuncio hecho por el presidente Barack Obama en Diciembre de 2014 en cuanto al cambio en la política entre los Estados Unidos y Cuba tendiente al inicio de la normalización de relaciones entre los dos países después de más de cincuenta años de un embargo económico que aún sigue vigente, ha significado un hecho histórico en la relación entre ambas naciones; lo cual se espera repercuta también en el panorama comercial futuro entre ambos países.

Aunque las prohibiciones en materia de comercio, actividad financiera, viajes y turismo siguen vigentes, el 21 de Septiembre de 2015 el Gobierno estadounidense expidió una serie de regulaciones encaminadas a suavizar de alguna manera las sanciones sobre Cuba y a materializar el discurso del presidente Obama donde éste anunció su decisión de incrementar los viajes, el comercio y el flujo de información entre ambos países.

Entre los aspectos notables de la nueva regulación expedida, se encuentran entre otros, la autorización a ciudadanos, residentes y entidades norteamericanas (en adelante, personas norteamericanas) para establecer presencia física en Cuba y emplear personal cubano para realizar actividades autorizadas, la promoción de la prestación de servicios de comunicación entre Estados Unidos y Cuba, el relajamiento de algunas restricciones en las categorías de viajes permitidos a Cuba y la disminución de las restricciones en el uso de cuentas bancarias de cubanos presentes en los Estados Unidos y de norteamericanos presentes en Cuba, bajo autorización.

Aunque la nueva regulación también abarca otros temas, los siguientes son algunos de los cambios introducidos que significan discretos pero a su vez importantes avances de tipo comercial entre ambas naciones:  permiso a personas norteamericanas para viajar a cuba para hacer investigación de mercados, marketing de tipo comercial, y negociación de ventas, entrega e instalación de bienes norteamericanos con autorización para ser exportados a Cuba; permiso para que personas norteamericanas establezcan presencia comercial en Cuba incluyendo joint ventures con entidades cubanas para prestar algunos servicios de telecomunicaciones e internet; permiso para importar mercancía de Cuba a manera de regalos (excluyendo alcohol y tabaco); y permiso para que personas norteamericanas autorizadas para viajar a Cuba puedan tener cuentas bancarias en ese país para facilitar las transacciones autorizadas mientras se encuentren en la isla.

Aunque los anteriores son cambios menores hechos por el Gobierno del presidente Obama a la regulación de los Estados Unidos sobre Cuba, resultan una señal esperanzadora en el camino a una eventual normalización futura de las relaciones comerciales entre ambas naciones. Sin embargo, y a pesar de estos avances, es importante recordar que el levantamiento mayoritario de las sanciones vigentes requieren de una ley del Congreso de los Estados Unidos, la cual, no se ve venir en el futuro cercano.

Fuente: Cleary Gottlieb

Fuente: The White House