Blog de la facultad de Derecho

14 de marzo de 2017

Seguros de automóviles y el problema de Uber (parte 1)

En nuestra legislación existen dos seguros que puede tomar el dueño de un automóvil, uno que es el seguro de accidentes personales conocido como seguro obligatorio y otro el seguro de responsabilidad civil que protege al vehículo.

Por: Monitora Paula Alejandra Rincón Coronado

En nuestra legislación existen dos seguros que puede tomar el dueño de un automóvil, uno que es el seguro de accidentes personales conocido como seguro obligatorio y otro el seguro de responsabilidad civil que protege al vehículo.

El conocido SOAT protege las lesiones corporales y la muerte de las personas que se encuentran dentro del vehículo asegurado y a los peatones que transiten en la vía cuando se produce el accidente de tránsito.

El valor del seguro obligatorio depende de varios factores, como la antigüedad del vehículo, el cilindraje y la actividad para la cual se vaya a destinar el automóvil. Según las tarifas de “SURA”, compañía que ofrece el seguro obligatorio, un taxi o un auto de negocios debe pagar para un cilindraje de 1500 c.c. a 2500 c.c. una tarifa que comprende la prima y la contribución por un valor de $355.400, mientras que un automóvil familiar con igual cilindraje paga una tarifa de $280.800[1], lo cual significa que quienes prestan el servicio público de transporte deben pagar una tarifa más costosa dada la actividad que realizan y a los riesgos a los que exponen a terceros.

El servicio público de transporte prestado por UBER no ha sido legalizado en Colombia y varios de los automóviles que prestan este servicio son particulares que han tomado el seguro de automóviles particulares y no aquel que corresponde a quienes prestan el servicio público de transporte.

En una entrevista realizada a Rocío Paniagua, quien trabaja en comunicación de Uber para Latinoamérica, ella explicó lo sencillo que es convertirse en conductor de UBER: “empiezas el proceso en la página de Uber y te van a pedir licencia, comprobante de domicilio, o sea, documentos, y luego te van a pedir fotos del coche…Y después, ya que haces toda la parte de papeles, te toca hacer exámenes. Entonces, tienes que hacer un examen de conocimiento de la ciudad; si lo pasas, exámenes toxicométricos, psicológicos y de confianza; si los pasas, entrevista y si la pasas, ya te activamos como socio de Uber”[2].

De igual manera, para la realización de este artículo verifiqué cuales eran los requisitos para ser conductor en UBER, y es tan sencillo como lo explicó la señora Paniagua, con la aclaración de que entre los documentos que se solicitan hay que escanear el SOAT con que cuenta el automóvil, el SOAT únicamente tiene que estar al día, no se solicita que sea el mismo que pagan los taxistas o los vehículos de negocios.

De acuerdo a lo establecido en el artículo 10 del Decreto 3990 del 2007:

El tomador deberá notificar por escrito a la compañía de seguros, el cambio en la utilización del vehículo y las variaciones del cilindraje en el mismo. La notificación deberá hacerse a más tardar a los diez (10) días siguientes a la fecha del cambio y en este evento, la compañía de seguros y el tomador, podrán exigir el reajuste o la devolución a que hubiere lugar en el valor de la prima”. 

Por lo anterior, los conductores de UBER estarían en la obligación de informar a la aseguradora el cambio de actividad que se va a realizar con el vehículo, y sin embargo para ser socio de UBER no se necesita cumplir ese requisito, por lo que me genera una gran inquietud: ¿será que la aseguradora puede oponerse al pago de los daños causados en un accidente de tránsito, cuando el conductor de UBER que está prestando un servicio público no informa del cambio de uso del automóvil?

Esta pregunta será respondida en la segunda parte de artículo.


[1] http://www.soatsura.com/sections/tarifas-seguro-obligatorio.aspx
[2] https://economia.terra.com.co/como-entrar-a-uber-que-piden-para-registrar-auto-y-ser-chofer-o-socio,bb506bd45933ab4f28734e5e8818526avv8oRCRD.html